Conocimiento y dialogo para el fomento de la integridad en el sector agua – el curso en línea WIN-Escuela Virtual del PNUD

Este post fue escrito por dos blogueros invitados. Joaquín Romero es docente del curso en integridad organizado por WIN y PNUD. Con maestría y Doctorado en áreas de desarrollo social y organizacional, trabajó como asesor de Transparencia por Colombia. Carolina Benítez es graduada en Administración de Empresas con profundos intereses en Metodologías que aseguren el cumplimiento de un Estado Social de Derecho.

En retrospectiva la experiencia del primer curso virtual sobre integridad en el sector agua puede considerarse en dos dimensiones: Por un lado la experiencia del instructor y por el otro lo que se puede derivar del resultado de las interacciones con los participantes.

En cuanto a la primera dimensión, se dieron aprendizajes graduales en el tiempo interrumpidos por momentos de alta controversia intelectual. La comprensión gradual de los fenómenos asociados a la adecuada provisión del agua como derecho fundamental se vio interrumpido por discusiones que llevaron a retar diversos marcos institucionales basados en diferentes esquemas de valor ¿Es posible vender el agua estando dispuestos a no proveerla a aquellos seres que no tienen la capacidad de pagarla? Si las condiciones de pobreza e indigencia que impiden el pago del agua son de carácter estructural, ¿quiénes deberían correr con los costos de proveer el agua al considerarla como otra mercancía?

Pero aun considerando sistemas en los que la institucionalidad da lugar a la provisión del agua como derecho fundamental surge la pregunta de ¿Cómo enfrentar exitosamente procesos de corrupción profundamente vinculados a la dinámica social y política de sociedades al que estén ligadas éstas prácticas de forma estructural?

Desde la perspectiva del instructor, la motivación y trabajo que cada persona realiza en las actividades curriculares coadyuva a cambiar la realidad en cada una de sus comunidades. Esta es una valiosa experiencia. En éste curso recibimos sorpresas agradables en este sentido, demostradas en conferencias, proyectos, y diferentes ideas y análisis que permitieron ver la importancia e impacto de la temática.

Es muy posible que en relación con la segunda dimensión, el valor del curso sea fundamentalmente el de la constitución de un grupo de interés y en la diversidad de sus participantes.

En la medida en la que se compartan retos con “ethos” similares en un grupo altamente profesional, capacitado, diverso, comprometido, y orientado a la acción, es posible esperar algún efecto en la institucionalidad que posibilita el acceso del agua sin importar la naturaleza del sistema que estemos considerando. Asimismo se posibilita una acción conjunta de este grupo de personas.

En otras palabras un grupo de interés altamente motivado y efectivo podrá conducir reflexiones profundas que lleven a generar mejores ambientes de integridad en diferentes sistemas. Por ejemplo, sistemas en los que se considere la provisión de agua como si fuera la provisión de cualquier otra mercancía sujeta a una retribución de tipo económica y de sistemas que consideren el agua como derecho fundamental que debe ser provisto a la comunidad.

Por otro lado, la diversidad cultural del curso en un contexto latinoamericano, permitió observar diferentes perspectivas, estrategias y realidades. Esto posibilitó a los colaboradores y a los participantes aumentar la capacidad de reflexión, análisis y crítica, y con ello ampliar la perspectiva de la problemática. De ello un mejor ambiente para desarrollar planes de acción necesarios para cada contexto desde un punto de vista integral, pues abarca diversas perspectivas sociales, económicas, políticas, ambientales, culturales y tecnológicas.

De una forma u otra, la institucionalidad es afectada por las ideas imperantes y las discusiones que se dan en el sistema del cual forman parte. Es posible que algunos procesos sean más lentos. Asimismo es posible que se tenga la impresión de que algunas ideas, y la cristalización de éstas, desaparezcan y nunca se conviertan en hechos concretos.

Sin embargo tenemos la convicción que el cambio se construye con base en nuevas concepciones. En la medida que éstas guarden coherencia con la vitalidad y vida de las sociedades, no desaparecerán.

 

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: